Una consulta médica que se salió de control

  • Descripción

Ella fue simplemente por una consulta médica, nada fuera de lo ordinario. Sin embargo, se encontró con una doctora que no es para nada común. Generalmente seduce a sus pacientes para poder tener sexo y en este caso no fue para nada difícil porque dicha paciente tenía la vagina demasiado húmeda y tenía muchas ganas de que alguien se la coma. Ella quería que le hicieran una buena mamada y nada mejor que su doctora de confianza para darle todo el placer que andaba necesitando. Los gemidos de placer de la rubia son increíbles, calientan a cualquiera.